¡Buen día!

Desde la revolución industrial, los trabajadores se han reducido progresivamente a números, número de empleados, activos, costos fijos; y las organizaciones han sido impulsadas principalmente por objetivos y sistemas de control. Las innovaciones significativas en la gestión se han centrado principalmente en hacer el trabajo más rápido y más barato.

Sin embargo, hay un modelo de colaboración, un método de trabajo para generar valor, que se ha mantenido constante a lo largo de los siglos, resistiendo a cualquier evolución organizativa. Este método universal ha demostrado ser el más centrado en el ser humano, el más atractivo e inspirador, y el que ha creado la mayor parte del valor para nuestro planeta.

Pero aún más importante, es resistente a los robots, la inteligencia artificial y muchas de las tecnologíasavances que pretenden erradicar nuestro derecho al trabajo.

Usted puede leer el el artículo completo Escribí para el Global Peter Drucker Forum.

Foro Global Peter Drucker

¿Serán los proyectos la nueva norma? Curiosidad por escuchar sus puntos de vista.

Manténgase bien y manténgase enfocado.
Publicaciones Antonio Nieto-Rodríguez

Campeón mundial de gestión de proyectos

Cursos en Línea

Rehumanizar el trabajo (y las organizaciones) a través de proyectos

Por Antonio Nieto-Rodríguez

"El propósito de una organización es permitir que los seres humanos ordinarios hagan cosas extraordinarias.", Peter Drucker

 Artículo Publicado para la 10th Foro Global Peter Drucker

En sus orígenes, el trabajo fue considerado una parte esencial del ser humano: un medio para proveerse de alimento, vestido y vivienda. A la luz de la agitación social de principios del siglo XIX y el aumento del desempleo que condujo a la Revolución Francesa de 19, el líder socialista francés Louis Blanc[ 1 ], argumentó que los humanos tenemos “el derecho al trabajo”, o dedicarse a un empleo productivo, y no se le puede impedir que lo haga.

El derecho al trabajo fue posteriormente salvaguardado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos[ 2 ]según elAsamblea General de las Naciones Unidas y reconocido en el derecho internacional de los derechos humanos a través de su inclusión en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, donde el derecho al trabajo enfatiza el desarrollo económico, social y cultural.

Rehumanizar el trabajo a través de proyectos

Pero desde la revolución industrial, los trabajadores se han reducido progresivamente a números, personal, activos, costos fijos; y las organizaciones han sido impulsadas principalmente por objetivos y sistemas de control. Las innovaciones significativas en la gestión y el desarrollo organizacional durante este amplio período, como la producción en masa, el taylorismo, la gestión de calidad total, la reingeniería de procesos comerciales, las TI, la subcontratación, ... se han centrado principalmente en hacer el trabajo más rápido y más barato.

Hubo que esperar a que Peter Drucker pusiera al ser humano en el centro del escenario, con su famoso “Trabajador del conocimiento”. Los empleados no eran solo manos, sino que también tenían cerebro.

Desafortunadamente, las sabias palabras de Drucker pronto fueron devoradas por las vergonzosas teorías que centraban el propósito de las organizaciones en torno a valor para el accionista. Productividad , ganancias de eficienciay cortoplacismo, primaría durante décadas principalmente a expensas de los empleados y del lado humano y social de las organizaciones.

El impacto de la globalización y los avances tecnológicos

Hoy en día, la historia del trabajo sigue desarrollándose, con grandes cambios que tienen lugar en todo el mundo y de una manera más acelerada que nunca. En nuestra civilización, el cambio y el progreso tecnológico siempre han tenido un costo humano, sin embargo, nunca ha sido tan dramático como en la última década. El impacto de la globalización y los avances tecnológicos, con el colapso de miles de empresas y la desaparición de millones de puestos de trabajo en las economías occidentales, ha generado un enorme pérdida de confianza en el capitalismo y los líderes occidentales. Y según los futuristas de Silicon Valley, durante los próximos diez años, las sociedades experimentarán más cambios que en los últimos doscientos y asquerosos años. Más cambios, a mayor velocidad que nunca!

ANR #43: Rehumanizar el trabajo a través de proyectos

No sorprende que el estado de ánimo general sobre el futuro en los países occidentales sea de desolación y pesimismo total.

A pesar de esta perspectiva desalentadora, hay al menos una idea que debería inspirarnos a mantener una actitud positiva e impulsarnos a tomar medidas.

Existe un modelo de colaboración, un método de trabajo para generar valor, que se ha mantenido constante a lo largo de los siglos, resistiéndose a cualquier evolución organizativa. Este método universal tiene demostrado ser el más centrado en el ser humano, el más atractivo e inspirador, y el que ha creado la mayor parte del valor para nuestro planeta. Pero más importante aún, es resistente a los robots, la inteligencia artificial y muchos de los avances tecnológicos que apuntan a erradicar nuestro derecho al trabajo.

Sin embargo, este método de trabajo ha sido mayormente ignorado por la academia, los líderes intelectuales, las empresas y los medios.

Los proyectos

Esta forma de trabajar y organizar el trabajo son “Proyectos”. La construcción de las pirámides en Egipto, el desarrollo de las ciudades modernas, el Plan Marshall, la llegada del hombre a la luna, la creación de la Unión Europea, etc. todos estos logros han sido fruto de ideas convertidas en realidad a través de proyectos. El trabajo por proyectos ha sido el motor que generó los mayores logros de nuestra civilización; han estimulado a la sociedad a avanzar ya menudo a ir más allá de sus límites.

Las ciencias sociales y del comportamiento avalan que hay pocas formas de trabajar y colaborar más motivadoras e inspiradoras para las personas que ser parte o contribuir a un proyectocon una meta ambiciosa, un propósito superior y un plazo claro.

Sin embargo, la investigación[ 3 ]demostrado que muy pocas personas reciben educación para aprender las herramientas y técnicas sobre cómo definir y gestionar proyectos con éxito. Las principales escuelas de negocios del mundo, como Harvard, MIT, Warthon, MIT, Stanford, IMD, Insead, London Business School… no enseñar gestión de proyectos en el plan de estudios básico de su MBA. Durante décadas, las competencias de gestión de proyectos se han considerado tácticas y no relevantes para los puestos de alto nivel, que siempre fueron más apropiados para los expertos en estrategia, finanzas, marketing y ventas.

Según mi última investigación (ver gráfico), y como expliqué anteriormente, las ganancias de eficiencia en el trabajo operativo comenzaron con la producción en masa hace más de cien años, y la tendencia ha continuado progresivamente desde entonces. Año tras año se han dedicado menos recursos al trabajo operativo.

Al mismo tiempo, y casi como vasos comunicantes, la cantidad de proyectos que se ejecutan en una organización, la cantidad de recursos que trabajan en proyectos -a tiempo parcial o completo-, los presupuestos dedicados a proyectos, han ido aumentando paulatinamente año tras año.

Las tecnologías disruptivas acelerarán esta tendencia. Los robots y la inteligencia artificial se harán cargo de casi todo el trabajo operativo, si aún no se ha hecho. Las organizaciones cambiarán su enfoque hacia los proyectos y el trabajo basado en proyectos, lo que llevará a lo que acuñé como el Proyecto Revolución.

cambio radical del modelo bisness desapercibido pero implacable

La revolución del proyecto

En este nuevo panorama, los proyectos se están convirtiendo en el modelo esencial para generar cambios y crear valor. Estamos asistiendo al surgimiento de la Economía de Proyectos. La llamada economía gig está impulsada por proyectos. Esta interrupción masiva no solo está afectando la forma en que se gestionan las organizaciones. Mi predicción es que para 2025, los líderes y gerentes sénior dedicarán al menos el 60 % de su tiempo a seleccionar, priorizar e impulsar la ejecución de proyectos.

Sin embargo, esta interrupción masiva no solo está afectando a las organizaciones. Cada aspecto de nuestras vidas se está convirtiendo en un conjunto de Proyectos. Las principales implicaciones son:

  • Educación: Durante siglos, el aprendizaje se lograba memorizando libros y material pesado. Hoy en día, los principales sistemas educativos, desde edades tempranas, aplican el concepto de proyectos para enseñar. La aplicación de teorías y la experimentación a través de proyectos han demostrado ser un método de aprendizaje mucho mejor y pronto se convertirán en la norma.
  • Oportunidades: No hace mucho tiempo, las carreras profesionales se hacían en una sola organización. La mayoría de nuestros padres trabajaban para una sola empresa. Hoy, todos pasamos por varias empresas, para las cuales estamos mejor equipados si las abordamos como un conjunto de proyectos. Proyectos en los que aplicamos los aprendizajes de trabajos, empresas e industrias anteriores. Mientras sigue desarrollándose para el próximo paso de carrera, a menudo no se sabe de antemano.
  • Democracy: La crisis actual que estamos viendo en los sistemas políticos alrededor del mundo ha llevado a la academia política a proponer nuevas formas de gobernar los países. Uno de los experimentos más revolucionarios se está llevando a cabo en Irlanda del Norte. La Convención Constitucional Irlandesa (ICC), establecida por el gobierno irlandés en 2012, abordará una serie de posibles reformas constitucionales a través de proyectos.
  • Gobierno corporativo: Los directorios juegan un papel fundamental en la creación de valor y el éxito a largo plazo de la organización. Por el contrario, la ignorancia de los deberes de rendición de cuentas por parte del director en estos asuntos es una debilidad en el gobierno corporativo que puede tener consecuencias devastadoras para las corporaciones, destruyendo una gran cantidad de valor, a menudo llevando a las corporaciones al borde del colapso.

Todos pronto nos convertimos en Gerentes de Proyecto, pero nunca hemos sido capacitados para hacerlo.

El trabajo basado en proyectos aumentará el enfoque en los humanos. ¡Acéptalo!

La buena noticia es que, como se explicó anteriormente, el trabajo basado en proyectos está centrado en el ser humano. Los proyectos no pueden ser realizados por máquinas, necesitan humanos para hacer el trabajo. Se reúnen en torno al propósito del proyecto, dividen el trabajo entre el equipo, se unen, interactúan y abordan los aspectos emocionales para crear un equipo de alto rendimiento. La tecnología, por supuesto, jugará un papel en los proyectos. Mejorará la selección de proyectos y aumentará las posibilidades de éxito. Pero la tecnología será un facilitador y no el objetivo.

Mi pedido final es que la sociedad, las organizaciones, los líderes, los políticos y las personas desarrollen las competencias necesarias para transformarse y prosperar en la nueva economía digital e impulsada por proyectos. Aprender a establecer metas ambiciosas e inspiradoras; cómo establecer plazos claros e involucrar a los empleados en torno a un propósito superior. Establecer una cultura en la que las ideas se transformen en realidad a través de proyectos. No debemos tener miedo del futuro y lo desconocido. Sigamos aprendiendo y adoptemos el trabajo basado en proyectos.

[ 1 ] https://en.wikipedia.org/wiki/Louis_Blanc

[ 2 ] http://www.ohchr.org/EN/UDHR/Pages/Language.aspx?LangID=eng

[ 3 ] La investigación completa y más detalles se pueden encontrar en mi libro, el enfocado Organización/Empresa

Ver más en Linkedin

Suscríbete en LinkedIn

¡Comparte este artículo!

Gestión de Proyectos HBR
Manual de gestión de proyectos HBR

El manual básico que necesita para lanzar, liderar y patrocinar proyectos exitosos.

por Antonio Nieto Rodríguez

Únase a más de 60,000 XNUMX suscriptores para mantenerse al día con las últimas tendencias y mejores prácticas en gestión de proyectos e implementación de estrategias.

Categorías

Deja un comentario