El mundo empresarial está cambiando rápidamente. Hoy en día las empresas se centran más en los proyectos que en las tareas del día a día. Este cambio es parte de lo que llamamos el 'Proyecto Economía'. Es un gran paso desde la rutina empresarial habitual a un lugar donde los proyectos son clave para el éxito. En este nuevo mundo, la forma en que gestionamos los proyectos también está cambiando. Aquí es donde coaching empresarial entra en juego.

Los proyectos están ahora en el centro de lo que hacen las empresas. Son la forma en que las nuevas ideas cobran vida y las empresas se mantienen a la vanguardia en sus mercados. esta nueva centrarse en proyectos significa que las personas deben estar preparadas para cambiar de dirección rápidamente, pensar en el futuro y liderar a sus equipos a través de nuevos desafíos.

El coaching ya no es sólo algo agradable de tener; Es imprescindible para cualquier empresa que quiera obtener buenos resultados con sus proyectos. Los coaches ayudan a convertir el trabajo diario de gestionar proyectos en una gran parte de la estrategia de una empresa. Brindan a los gerentes de proyectos las habilidades y la confianza para asumir roles más destacados y marcar una diferencia real.

Los coaches ayudan a los líderes de proyectos a ver el panorama más amplio y encontrar nuevas formas de crear valor. Animan a los líderes a ser audaces, aprender todo el tiempo y trabajar bien con los demás. Esto hace que el proyecto funcione no sólo para marcar casillas, sino también para impulsar realmente un negocio.

Cursos en Línea

Retos del Coaching Empresarial en Proyectos

  • Gestión de la complejidad y el cambio: El caleidoscopio de la gestión de proyectos se ha vuelto más complejo cada año que pasa. Los directores de proyectos deben ser expertos en gestionar cambios constantes. Los coaches de negocios son las brújulas que guían a estos profesionales a través de los mares tormentosos de paisajes de proyectos complejos, permitiéndoles emerger como navegantes expertos que pueden girar con precisión y propósito.
  • Adaptación Cultural: El salto hacia un modus operandi centrado en proyectos exige un cambio estructural y una revolución cultural. Los coaches de negocios son curadores culturales, que crean y fomentan una mentalidad que se nutre del pensamiento basado en proyectos. Ayudan a las organizaciones a remodelar su espíritu cultural, alineándolo con la dinámica fluida del trabajo de proyectos.
  • Brechas de habilidades: Si reflexionamos sobre las ideas del informe de The Digital Project Manager, la disparidad en la formación es marcada. Los entrenadores son el puente que llena estos vacíos, ofreciendo programas de desarrollo personalizados que elevan el conjunto de habilidades del gerente de proyectos para alinearse con las demandas de los proyectos modernos.

Ampliando las oportunidades de crecimiento y avance

  • Desarrollo de liderazgo a medida: El coaching en la economía de proyectos no es una solución única para todos. Es profundamente personal y se centra en esculpir las fortalezas individuales de los líderes de proyectos. Los coaches ofrecen un espejo para la autorreflexión y una hoja de ruta para el desarrollo personal, permitiendo a los líderes crecer de la manera más impactante para ellos y sus equipos.
  • Facilitación de la innovación: En un mundo donde la innovación es la moneda del progreso, los entrenadores son los catalizadores. Inspiran a los directores de proyectos a ir más allá de los límites de la administración y entrar en el ámbito de la innovación. Este cambio de mentalidad no es trivial: es una reorientación fundamental hacia ver los proyectos como oportunidades para abrir nuevos caminos.
  • Colaboración mejorada: El director de proyectos moderno debe ser un director de orquesta, sincronizando talentos multifuncionales en una producción armoniosa. Los entrenadores enseñan habilidades. de inteligencia emocional y comunicación matizada, que son esenciales para crear una sinfonía de esfuerzo colaborativo que trascienda las fronteras departamentales.

Historias de éxito: el coaching como catalizador 

Profundicemos en la narrativa del viaje del gigante tecnológico antes mencionado con el coaching empresarial. Esta empresa reconoció el valor de integrar el coaching en el tejido mismo de su marco de gestión de proyectos. La organización entendió que la colaboración no se trata simplemente de reuniones de equipo o plataformas compartidas en la era digital, sino de fomentar una cultura donde las ideas y el conocimiento fluyan libremente en todos los niveles y departamentos.

Los coaches empresariales fueron seleccionados meticulosamente por su experiencia en proyectos tecnológicos y su capacidad para impartir habilidades colaborativas y liderazgo adaptativo. Estos entrenadores llevaron a cabo sesiones individuales y en equipo, emplearon evaluaciones de comportamiento e introdujeron marcos para una comunicación efectiva que trascendió la jerga técnica para fomentar un diálogo claro y empático entre diversos grupos.

Los resultados fueron sorprendentes. No solo hubo una mejora del 40 % en la colaboración entre departamentos, sino que también hubo una mejora notable en los resultados del proyecto. Los proyectos se completaron a tiempo, por debajo del presupuesto y con resultados de mayor calidad. La integración del coaching catalizó un entorno en el que cada departamento se convirtió en una parte interesada proactiva en los proyectos de cada uno, lo que llevó a una comprensión holística del impacto empresarial de sus esfuerzos de colaboración.

Información basada en datos: una mirada más cercana

Las estadísticas antes mencionadas de la Federación Internacional de Coaching (ICF) son convincentes, pero analicemos lo que significa ese retorno de la inversión de 7 veces en un sentido tangible. Las empresas que participaron en el coaching informaron ganancias financieras directas y beneficios intangibles, como una mayor satisfacción de los empleados, una reducción de la rotación y una cultura corporativa más sólida de liderazgo y responsabilidad personal.

La tasa de recuperación del 86% de la inversión en coaching se puede atribuir a varios factores, incluida una mayor eficiencia, un mayor compromiso de los empleados y la capacidad de atraer a los mejores talentos debido a la reputación de invertir en el desarrollo de los empleados.

Conclusiones clave para los directores de proyectos modernos: elaboración

  • Adopte el aprendizaje: En la economía de proyectos, los que prosperan no son los que tienen más experiencia, sino los que tienen un compromiso incesante con el aprendizaje. El coaching es un conducto para este aprendizaje continuo, que proporciona un enfoque estructurado para el desarrollo personal y profesional alineado con las demandas cambiantes del trabajo en proyectos.
  • Cultivar la versatilidad: Los proyectos modernos requieren líderes que no sólo sean técnicamente competentes sino también adaptables y versátiles en su enfoque. Los coaches desempeñan un papel decisivo a la hora de ayudar a los directores de proyectos a cultivar estas cualidades, fomentando una mentalidad abierta a diversas metodologías y marcos y capaz de liderar equipos diversos.
  • Aprovechar los datos: El uso de análisis para evaluar la eficacia del coaching permite un enfoque del desarrollo profesional basado en datos. Esto implica establecer métricas claras para el éxito desde el inicio del compromiso de coaching y revisar periódicamente el progreso en comparación con estas métricas para garantizar que el coaching entregue los resultados deseados.

Un llamado a la acción del coaching empresarial

El llamado a la acción para quienes trabajan en el ámbito de la gestión de proyectos es más urgente que nunca. En el bullicioso mercado de la economía de proyectos, hay mucho en juego y la competencia es feroz. La responsabilidad de los directores de proyectos modernos es liderar con eficacia, crear un espacio donde los proyectos tengan éxito y establecer nuevos puntos de referencia.

La inversión en coaching empresarial no debe verse como un costo sino como una inversión estratégica en el futuro, un futuro donde los proyectos sean el lenguaje principal de los negocios. Al adoptar el coaching empresarial, los directores de proyectos pueden asegurarse de dominar este idioma y estar preparados para llevar a sus equipos a un éxito sin precedentes.

Mientras nos encontramos al borde de esta nueva era, no nos contentemos con la mera participación. En cambio, permítanos aspirar a ser pioneros, arquitectos del cambio y líderes que impulsen la economía de proyectos con visión, habilidad y un compromiso inquebrantable con la excelencia. Comprométete con un coach, invierte en ti mismo y sé el cambio que deseas ver en tus proyectos. El futuro es un lienzo para nuestros proyectos y, con el asesoramiento adecuado, podemos pintarlo con los colores de la innovación, la colaboración y el éxito.

Ver más en Linkedin

Suscríbete en LinkedIn

¡Comparte este artículo!

Gestión de Proyectos HBR
Manual de gestión de proyectos HBR

El manual básico que necesita para lanzar, liderar y patrocinar proyectos exitosos.

por Antonio Nieto Rodríguez

Únase a más de 60,000 XNUMX suscriptores para mantenerse al día con las últimas tendencias y mejores prácticas en gestión de proyectos e implementación de estrategias.

Categorías

Deja un comentario