En la era digital de alta velocidad, el arte y la ciencia de la gestión de partes interesadas están experimentando un cambio transformador. Mientras que antes era suficiente mantener a las partes interesadas simplemente informadas, los entornos de proyectos actuales exigen su participación y colaboración activas.

Este nuevo paradigma consiste en fomentar una relación simbiótica en la que las partes interesadas no sólo sean testigos sino que también den forma al recorrido del proyecto. A continuación, exploramos técnicas innovadoras para involucrar y gestionar a las partes interesadas, alejándonos de métodos obsoletos y avanzando hacia un futuro de proyectos inclusivos y basados ​​en datos.

1. Cultivar un ecosistema de comunicación bidireccional

El auge de las redes sociales y las plataformas colaborativas ha reescrito las reglas del compromiso. Gestión de proyectos moderna adopta un enfoque centrado en el diálogo, donde las partes interesadas no son receptores pasivos de información sino contribuyentes activos al proceso de comunicación.

En la práctica: El proyecto de infraestructura de una ciudad utiliza una plataforma de redes sociales dedicada para involucrar a la comunidad, recopilando aportes y comentarios que influyen directamente en las decisiones de diseño, convirtiendo a los residentes en cocreadores de los espacios que habitan.

2. Transparencia mediante el intercambio de datos en tiempo real

La transparencia es la piedra angular de la confianza. Al aprovechar las herramientas de gestión de proyectos que ofrecen paneles e informes en tiempo real, las partes interesadas ahora tienen un acceso sin precedentes a las métricas del proyecto, fomentando la confianza a través de la visibilidad.

En la práctica: Un proyecto de desarrollo de software ofrece a las partes interesadas acceso a un panel en vivo que rastrea el progreso en comparación con los hitos, el recuento de errores y las tasas de finalización de sprints, lo que les permite presenciar el pulso del proyecto en tiempo real.

3. Utilizar el análisis de datos para comprender el comportamiento de las partes interesadas

El análisis de datos proporciona información detallada sobre las preferencias y comportamientos de las partes interesadas. Los gerentes de proyectos modernos analizan los datos de participación de las partes interesadas para adaptar las estrategias de comunicación y participación, asegurando que cada interacción sea impactante.

En la práctica: Un proveedor de educación en línea examina los datos de participación en el curso para comprender cómo los diferentes grupos de partes interesadas interactúan con el material, lo que lleva a mejoras específicas que aumentan el compromiso y la satisfacción.

4. Transición a un circuito de retroalimentación ágil

La metodología ágil ha trascendido el desarrollo de software, convirtiéndose en un elemento básico en la gestión de partes interesadas. Al integrar a las partes interesadas en un circuito de retroalimentación continua, los proyectos pueden girar y adaptarse, asegurando que los resultados se alineen con las expectativas de las partes interesadas.

En la práctica: Una empresa de bienes de consumo involucra a clientes clave en carreras de desarrollo de productos, iterando en el empaque y el diseño basándose en los comentarios directos de los consumidores, aumentando así la aceptación en el mercado tras el lanzamiento.

5. Aprovechar la personalización específica de las partes interesadas

La personalización es clave en un mundo de sobrecarga de información. Los proyectos ahora emplean sistemas CRM para personalizar las comunicaciones de las partes interesadas, asegurando la relevancia y mejorando el compromiso.

En la práctica: La campaña de recaudación de fondos de una organización sin fines de lucro utiliza un sistema CRM para enviar actualizaciones personalizadas a los donantes, compartiendo resultados e historias específicos que resuenan con las razones de cada donante para apoyar la causa.

6. Innovar con programas de incentivos para las partes interesadas

Los proyectos modernos reconocen cada vez más el valor de incentivar la participación de las partes interesadas. Esta técnica implica la creación de estructuras de recompensa y programas de reconocimiento que fomenten la participación activa y la inversión en el éxito del proyecto.

En la práctica: una nueva empresa tecnológica lanza un programa de prueba beta que recompensa a los usuarios por brindar comentarios prácticos con acceso temprano a funciones, códigos de descuento y reconocimientos públicos, lo que convierte a los usuarios en defensores.

Libros

Guía de implementación de la estrategia
Libro HBR
revolución del proyecto
liderar proyectos exitosos
La organización enfocada
AYUDAS Y SUBVENCIONES DE LA UNION EUROPEA PARA LAS ONG
Además de los cinco libros que ha escrito, Antonio ha contribuido a otros siete libros de negocios.

Técnicas tradicionales en las afueras

A la luz de estas estrategias de vanguardia, varias técnicas tradicionales de gestión de partes interesadas se están volviendo obsoletas:

  • Comunicación única para todos: Los correos electrónicos masivos y las actualizaciones genéricas han perdido su eficacia en la era de la personalización.
  • Encuestas Anuales: Las encuestas estáticas y poco frecuentes están siendo reemplazadas por mecanismos de retroalimentación dinámica y continua.
  • Informes retrasados: Los informes trimestrales o mensuales dan paso a paneles y actualizaciones en tiempo real.
  • Comités directivos formales: Si bien todavía están en uso, se están complementando con puntos de contacto de participación más frecuentes e informales.
  • Toma de decisiones de arriba hacia abajo: El enfoque jerárquico para la gestión de las partes interesadas se está desvaneciendo en favor de métodos colaborativos y participativos.

Conclusión

El panorama moderno de la gestión de proyectos requiere un enfoque dinámico y multifacético para la gestión de las partes interesadas, uno que valore la transparencia, la personalización y el compromiso proactivo. Atrás quedaron los días en que las partes interesadas eran meros espectadores. Hoy, son socios y co-navegadores en el viaje del proyecto.

El éxito de los proyectos modernos se mide cada vez más por el grado en que las partes interesadas están integradas en cada fase, desde la concepción hasta la finalización. Al adoptar estas técnicas avanzadas, no solo mejoramos la experiencia de las partes interesadas, sino que también enriquecemos los proyectos mismos, creando una historia compartida de progreso y éxito. Es a través de estos esfuerzos colectivos, potenciados por los datos e impulsados ​​por una visión compartida, que se logran los resultados más duraderos e impactantes del proyecto.

Ver más en Linkedin

Suscríbete en LinkedIn

¡Comparte este artículo!

Gestión de Proyectos HBR
Manual de gestión de proyectos HBR

El manual básico que necesita para lanzar, liderar y patrocinar proyectos exitosos.

por Antonio Nieto Rodríguez

Únase a más de 60,000 XNUMX suscriptores para mantenerse al día con las últimas tendencias y mejores prácticas en gestión de proyectos e implementación de estrategias.

Categorías

Deja un comentario