Opiniones de líderes empresariales, políticos, académicos y otros

Siempre tengo curiosidad por saber cómo gestionan los proyectos otras personas, distintas de aquellas con las que trabajo habitualmente. Hace unos meses tuve el placer de participar en una sesión con un Lama del Tíbet (nota: un Lama es un título honorífico aplicado a un líder espiritual en el budismo tibetano). Habló de varios proyectos que había realizado, tanto en el Tíbet como en Europa. Quería saber más sobre sus métodos, ¿hay algo que podamos aprender de ellos?

Querido Lama, ¿cuál fue el propósito de crear la organización benéfica Golog Support Foundation, uno de tus primeros proyectos?

La razón principal para realizar el proyecto fue mejorar la vida de las personas en mi región en el Tíbet, Golok. La gente aquí es muy pobre, casi sin medios para llevar una vida digna. No hay mucha comida, muy poco apoyo y no hay atención médica. Sufrí una experiencia terrible, en la que murió mi cuñada, embarazada de 8 meses, y su bebé también, por la falta de acceso a un hospital. Fue un momento muy triste en mi vida.

Hay un viejo dicho en tibetano: 'La tragedia debe utilizarse como fuente de fortaleza'. que me ayudó a recuperarme. Pero también pensé que esto tenía que cambiar. Empecé a trabajar en un proyecto para llevar la sanidad a los pueblos. Hablé con médicos y encontré mucho apoyo, lo que me permitió llevar medicinas tradicionales tibetanas y chinas y médicos a cada pueblo, montaña a montaña, para curar a la gente. 1.800 personas habían recibido medicamentos después de un mes. El éxito de este primer proyecto me dio energía para seguir persiguiendo mi sueño de ayudar a más personas.

¿La enseñanza budista aborda cómo gestionar los proyectos que llevamos a cabo en nuestra vida? ¿Cómo mantener el compromiso del equipo con la gente?

De hecho, sí, la filosofía budista gira en torno a proyectos, proyectos que nos ayudan a ser mejores personas y que contribuyen a crear una sociedad mejor. No explica cómo administrar un proyecto, pero nos enseña a mantenernos enfocados en el objetivo final y a perseverar cuando enfrentamos adversidades en el camino. Hacer proyectos en el Tíbet es muy difícil, la situación política no es muy fácil y es un país muy pobre, pero aprendimos a nunca rendirnos.

De hecho, el Dalai Lama solía decir: “Permanecer indiferentes ante los desafíos que enfrentamos es indefendible. Si el objetivo es noble, si se realiza o no durante nuestra vida es en gran medida irrelevante. Por lo tanto, lo que debemos hacer es esforzarnos y perseverar y nunca darnos por vencidos”. –

Otra similitud interesante es el hecho de que las personas que nos ayudan en nuestros proyectos lo hacen muy a menudo de forma voluntaria, además de muchas otras funciones. Hemos aprendido la importancia de creer en los beneficios de los proyectos que realizamos, sin eso, será imposible que a otros les guste trabajar para nosotros. Una segunda técnica importante es comunicar regularmente sobre el progreso y el objetivo del proyecto, el “por qué es importante seguir luchando por él”.

¿Qué le enseñas a las generaciones más jóvenes? ¿Cómo podemos convertirlos en mejores líderes de proyectos?

He estado enseñando a jóvenes estudiantes en la universidad de Luxemburgo durante los últimos cinco años. La generación más joven parece estar más abierta a la meditación. No les gusta tanto la religión; más bien buscan la paz interna. Me enfoco en enseñarles valores humanos, como la compasión, la integridad,…. También les enseño a aumentar su concentración, a eliminar todas las distracciones ya dedicar gran parte de su tiempo a las cosas que más les importan sin olvidar algunas actividades vitales. Mi visión es que: cuerpo sano, mente sana, relaciones sanas, garantías de felicidad.

Estoy convencido de que este enfoque los convertirá en grandes líderes en el futuro sin importar en qué área decidan trabajar. También creo que estos aprendizajes los harán mejores gerentes de proyectos, serán más creíbles y confiables cuando necesiten involucrar a los equipos para que trabajen para ellos.

¿Podríamos considerar descubrir y desarrollar nuestra paz interior como el “proyecto de la felicidad”?

De hecho, el Dalai Lama dijo: “La felicidad no es algo ya hecho. Eso viene por tus propias acciones." La paz interior es muy importante pero no fácil porque tenemos muchas emociones negativas que, debido a nuestra necesidad prehistórica de supervivencia, tienden a predominar en nuestra actividad mental. He pasado mucho tiempo estudiando cómo podemos controlar las emociones negativas. Hay alrededor de 84.000 métodos para entrenar tu mente, pero al final se trata de dominar tu mente. He aprendido que no debes dejar que las emociones controlen tu estado de ánimo, al contrario, debes controlar tus emociones y decidir qué temas tienes en mente. Concéntrate en los buenos, toma las lecciones de los malos y avanza. Definitivamente, la clave de la felicidad es aprender a controlar la mente y las emociones.

¿Por qué es tan difícil alcanzar nuestros sueños, muchas veces rindiéndonos a mitad de camino? ¿Alguna sugerencia para mejorar nuestro éxito?

Depende de los sueños. Cuando hablo con la gente, encuentro que los sueños más individualistas y materialistas, como ganar 1 millón de euros, tienden a ser más difíciles de alcanzar y crean mucha frustración e infelicidad si se logran porque no generan la satisfacción esperada. . Por otro lado, los sueños que tienen algo bueno para la sociedad, que son buenos para todos, tienden a ser más exitosos y entregan mucha más satisfacción personal. Definitivamente debemos enfocarnos en estos últimos sueños y proyectos, aquellos que hacen una mejor sociedad y traen beneficios para todos.

¿Qué tipo de proyectos deberían lanzar los líderes para hacer un mundo mejor, más justo y pacífico?

Algunos de nuestros líderes actuales no son realmente líderes, tienen un gran ego y un fuerte enfoque en sí mismos. No entienden lo que necesita la humanidad, que es paz y prosperidad. El liderazgo se trata de hacer el bien a los demás y los mejores líderes que ha visto nuestra humanidad entendieron este principio tan básico. Ghandi, Dalai Lama, Mandela,… son grandes ejemplos de líderes pacíficos que lograron grandes cosas, dieron mucho y tuvieron un impacto duradero en la sociedad.

Me gustaría dejarlos con una cita final del Dalai Lama que encuentro tan pertinente en los tiempos intrincados de hoy:

“Paz no significa ausencia de conflictos; Las diferencias siempre estarán ahí. Paz significa resolver estas diferencias a través de medios pacíficos; a través del diálogo, la educación, el conocimiento; y por caminos humanos ”.

¿Qué opinas sobre la visión de Lama sobre los proyectos y sus sugerencias sobre cómo debemos abordar los desafíos que enfrentamos?

Lama Jigmé Namgyal Nació en 1973 en el seno de una familia nómada en Golok, al este del Tíbet. Estudió filosofía budista, tantra y meditación. En 2000 decidió dejar el Tíbet e irse a Europa. Fundó dos centros budistas: el Centre Culturel Tibétain en Luxemburgo y el Phuntsok Chö Ling en Rotterdam. Actualmente, hay centros en construcción en Irlanda y Costa Rica. Lama Jigmé tiene mucha experiencia en el cuidado de los moribundos y está especialmente interesado en el diálogo interreligioso. Puedes ponerte en contacto con Lama Jigme Namgyal a través de uno de sus sitios web. http://www.phuntsokcholing.org/y https://gologsupport.org/

Ver más en Linkedin

Suscríbete en LinkedIn

¡Comparte este artículo!

Gestión de Proyectos HBR
Manual de gestión de proyectos HBR

El manual básico que necesita para lanzar, liderar y patrocinar proyectos exitosos.

por Antonio Nieto Rodríguez

Únase a más de 60,000 XNUMX suscriptores para mantenerse al día con las últimas tendencias y mejores prácticas en gestión de proyectos e implementación de estrategias.

Categorías

Deja un comentario