¿Qué es un negocio estacional?

Un negocio estacional experimenta fluctuaciones notables en la demanda basadas en factores cíclicos o periódicos como el clima, las vacaciones, los ciclos escolares y los eventos locales. Las industrias clásicas en esta categoría incluyen el turismo, la agricultura y el comercio minorista.

Estudios de casos del mundo real: introducción

El modelo de aumento de precios de Uber

Antes de aventurarnos en las complejidades de la gestión de proyectos diseñados para empresas estacionales, consideremos el algoritmo de fijación de precios en tiempo real de Uber. Durante días festivos, fines de semana o condiciones climáticas adversas, Uber ajusta dinámicamente sus precios. Esto resalta tanto las complejidades como las oportunidades intrínsecas a la gestión de proyectos en negocios estacionales.

La estrategia dinámica de precios de Airbnb

De manera similar, Airbnb emplea el aprendizaje automático para ajustar los precios según una variedad de elementos, como la estacionalidad, los eventos locales y las previsiones meteorológicas. Este ejemplo subraya el papel fundamental de la tecnología avanzada en la gestión de proyectos dentro de las empresas estacionales.

Características de los negocios estacionales

  • Fluctuaciones cíclicas de la demanda: A diferencia de los negocios estables, los estacionales experimentan ciclos de demanda altos y bajos predecibles.
    Requisitos de recursos variables: Recursos como la mano de obra y el inventario deben ampliarse durante las temporadas altas y reducirse durante los períodos de menor actividad.
  • Complejidad del flujo de caja: La gestión del flujo de caja se vuelve particularmente desafiante debido a los flujos de ingresos inconsistentes.
    Variabilidad de las partes interesadas: Las necesidades y expectativas de las partes interesadas pueden cambiar drásticamente con las estaciones.

Adaptación de la gestión de proyectos a negocios estacionales

1. Gestión del alcance

En los negocios estacionales, es posible que el alcance de los proyectos deba ser más flexible para adaptarse a aumentos o caídas repentinas de la demanda. A diferencia de las empresas habituales, donde el alcance es relativamente constante, aquí es posible que necesite ajustes frecuentes.

Ejemplo: Una empresa de paisajismo podría ampliar su alcance para incluir servicios de remoción de nieve durante el invierno, compensando la reducción del trabajo de jardinería.

2. Gestión del tiempo

En un entorno estacional, el tiempo asignado para completar proyectos puede variar ampliamente. Los plazos suelen estar vinculados a picos estacionales, lo que hace que la finalización oportuna sea aún más crucial.

Ejemplo: Una empresa de preparación de impuestos tendrá como fecha límite el 15 de abril en los EE. UU., lo que requerirá cronogramas acelerados del proyecto durante la temporada de impuestos.

3. Gestión de costes

El presupuesto en negocios estacionales debe tener en cuenta la fluctuación de ingresos y gastos. A diferencia de las empresas habituales, no se pueden distribuir los costos de manera uniforme a lo largo del año; Es posible que necesite más fondos durante la temporada alta y menos durante la temporada baja.

Ejemplo: Una empresa de camiones de helados podría asignar una mayor parte de su presupuesto anual a marketing e inventario en los meses de verano, reduciéndolo en invierno.

4. Gestión de la calidad

Las expectativas de calidad pueden diferir según las estaciones. Por ejemplo, la calidad de los servicios de una estación de esquí se examina más en invierno que en verano.

Ejemplo: Un hotel en un punto turístico podría invertir en artículos de tocador y comodidades de primera calidad durante las temporadas altas, cuando los huéspedes están más dispuestos a pagar por el valor agregado.

5. Gestión de recursos

La asignación de recursos es particularmente dinámica. Es posible que deba incorporar personal temporal o asegurar un inventario adicional durante las temporadas altas, algo que rara vez se ve en empresas fuera de temporada.

Ejemplo: Una tienda minorista podría contratar personal temporal para la temporada navideña, utilizando programas especializados de capacitación a corto plazo para ponerlos al día rápidamente.

6. Gestión de riesgos

Los tipos de riesgos para los que se prepara pueden depender de cada temporada. Por ejemplo, una heladería podría experimentar una caída en las ventas debido a un clima inusualmente frío, lo que requeriría contingencias para tales escenarios.

Ejemplo: Un organizador de conciertos al aire libre puede obtener un seguro contra el clima para los meses de verano, pero no para eventos de invierno en interiores.

7. Gestión de partes interesadas

La comunicación con las partes interesadas debería ser más frecuente para gestionar las expectativas que pueden variar mucho según la temporada. Esto suele ser menos preocupante en negocios no estacionales.

Ejemplo: Una estación de esquí podría enviar actualizaciones semanales a los inversores durante la temporada de invierno, detallando los cambios operativos y los flujos de ingresos, pero cambiar a actualizaciones mensuales fuera de temporada.

8. Gestión de adquisiciones

El momento, la cantidad y el tipo de adquisición pueden variar ampliamente según las temporadas, lo que requiere un enfoque más flexible y adaptable a las relaciones con los proveedores y la gestión de contratos.

Ejemplo: Un restaurante con un menú rotativo estacional tendrá que gestionar diferentes contratos de proveedores y pedidos dependiendo de los productos de temporada disponibles.

9. Gestión de la comunicación

Puede ser necesario un mayor nivel de transparencia y actualizaciones más frecuentes, especialmente a medida que cambian las estaciones y comienzan nuevos proyectos o cierran los existentes.

Ejemplo: Un campamento de verano podría utilizar un panel en tiempo real compartido con los padres para proporcionar actualizaciones sobre las actividades, cambiando a boletines informativos trimestrales durante la temporada baja.

Cursos en Línea

Conclusión sobre Proyectos en Negocios Estacionales

La gestión de proyectos en negocios estacionales requiere adaptaciones en el nivel fundamental de cada componente de la gestión de proyectos. La clave del éxito radica en reconocer los desafíos y oportunidades únicos que presenta el ciclo económico y modificar las prácticas tradicionales de gestión de proyectos en consecuencia. Al comprender y aplicar estos ajustes, las empresas pueden navegar mejor las complejidades de las fluctuaciones estacionales.

Ver más en Linkedin

Suscríbete en LinkedIn

¡Comparte este artículo!

Gestión de Proyectos HBR
Manual de gestión de proyectos HBR

El manual básico que necesita para lanzar, liderar y patrocinar proyectos exitosos.

por Antonio Nieto Rodríguez

Únase a más de 60,000 XNUMX suscriptores para mantenerse al día con las últimas tendencias y mejores prácticas en gestión de proyectos e implementación de estrategias.

Categorías

Deja un comentario